¿Quien inventó el internet? La historia no contada de Paul Otlet

2 años
1192 Visitas

La historia, un conjunto de registros de las cosas que han sucedido en el planeta; cada suceso importante ha quedado recordado gracias a diversos hombres y mujeres que tuvieron a bien escribir y dejar para la posteridad lo que ellos vivieron o escucharon; pero por ese mismo motivo, la historia puede no ser exacta y ese error se propaga durante años o siglos; tal es el caso del internet o mejor dicho, de la primera persona que concibió la idea de lo que hoy conocemos por internet.

quien-invento-el-internet





En el año de 1945 un hombre llamado Vannevar Bush publicó una nueva idea, un artículo en el que exponía la posibilidad de crear una máquina hipotética llamada Memex donde se pudieran guardar documentos en un microfilm, en aquel entonces solo se trataba de documentos de hipertexto. Se podría acceder a estos documentos desde cualquier lugar siempre y cuando la persona estuviera conectada a los mismos o mejor dicho, a la Memex.



Publicidad
Anuncios de Google


¿Quien inventó el internet?

Por mucho tiempo se creyó que Vannevar Bush fue la primera persona en concebir el concepto del internet pero es conocido que antes de el, otros pensadores europeos plantearan ideas notablemente similares respecto al almacenamiento y acceso a la información desde diferentes lugares. Entre dichos pensadores destaca el bibliógrafo y empresario belga, Paul Otlet quien en 1895 junto con su amigo Henri La Fontaine, quien posteriormente ganara un Premio Nobel de la Paz; plantearon algo llamado Répertoire Bibliographique Universel que de concretarse, su finalidad sería la de catalogar y recopilar toda la información del planeta.

La idea fue propuesta a las personas indicadas y el proyecto obtuvo el apoyo del Gobierno de Bélgica con lo que se designó una importante cantidad de recursos para concretar la idea y así obtener una biblioteca mundial que recopilaría toda la información del mundo. Para esto se contrató personal calificado el cual logró 15 millones de registros almacenados en tarjetas.

A medida que pasaban los años el proyecto iba creciendo y se crearon una serie de empresas y asociaciones inter-conectadas entre sí. A medida pasaba el tiempo la tecnología avanzaba y junto a ella las posibilidades de mejorar la idea de su Répertoire Bibliographique Universel, Otlet empezó a plantear la posibilidad de crear algo más, algo que según el se llamaría “Mundaneum”, esta sería la red mundial de conocimiento.

Esta red mundial ofrecería toda la información a la distancia, cualquier persona desde su sillón y mediante una pantalla individual podría leer el texto que quisiese.

Al proyecto se sumaban otros grandes bibliotecarios destacados que estaban interesados en documentar y registrar todos los datos producidos en vista de la creciente avalancha de información registrada, todo ello con la visión de que las nuevas tecnologías aportarían lo necesario para llevar a cabo un proyecto tan ambicioso como el de Répertoire Bibliographique Universel y Mundaneum.

historia-del-internet

Paul Otlet es una pieza clave en la historia del internet. Foto: computerhistory.

En todo el proceso, al proyecto se añadieron hombres como Emanuel Goldberg y H.G. Wells. Este último creía fielmente en que las nuevas tecnologías de la información algún día serían pieza clave para lograr una sociedad más justa y la paz en el mundo. La contribución de H.G. Wells se centró en transmitir la idea de la importancia que las nuevas tecnologías de la información tendrían para “transformar” la condición humana.

Para ello publicó una colección de ensayos llamada “Cerebro Planetario” en donde explicaba de forma ideal todo lo que la humanidad podría alcanzar si se formara una “red mundial”; con ella se podría hacer colaboración entre universidades, colaboración mutua en investigación y fortalecer el ámbito intelectual. Sobre las ideas que H.G. Wells intentaba trasmitir para crear nuevos adeptos y colaboradores, encontramos pensamientos de Wells, como “La memoria humana entera puede ser y probablemente será en poco tiempo, accesible a todas las personas” o “Esta síntesis de todos los conocimientos sobre los que se está trabajando es el principio necesario para formar un nuevo mundo“.

A pesar de todo, el proyecto de Paul Otlet junto con sus colaboradores más destacados no vio nunca la luz ya que al poco tiempo los nazis invadieron el país y gran parte de la colección de registros obtenidos después de tantos años de trabajo arduo, se destruyó para hacer espacio a una exposición de arte del Tercer Reich.

La Segunda Guerra Mundial opaco la visión de Otlet quien murió en 1944, un año después de su muerte se publicó la idea de Vannevar Bush. La historia hizo a un lado por mucho tiempo el mérito de Otlet quien junto con sus colaboradores plantearon la idea de un internet demasiado parecido a como lo conocemos hoy. También encontramos otras ideas como el reconocimiento de voz y hasta un mecanismo para transmitir el gusto y el olfato. En resumen, Otlet fue un visionario.

Fuente|theatlantic


Publicidad
Anuncios de Google


Comentarios